¿Alquilar o comprar una cámara para hacer un corto?

alquilar o comprar una cámara para hacer un corto

¿Estás pensando en hacer un corto audiovisual y no sabes si comprar los equipos o alquilarlos? Eso es un problema. Ambas son opciones atractivas, pero es importante conocer a profundidad cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno con el fin de sacar el mayor rendimiento posible.

Y nosotros te ayudaremos con eso. Por eso decidimos crear un artículo hablando sobre si es más rentable alquilar o comprar una cámara para hacer un corto. Si te dedicas a este nicho de trabajos audiovisuales, quédate con nosotros porque esta información te ayudará a llegar a una conclusión.

Alquiler o comprar una cámara, ¿qué tener en cuenta?

No podemos decirte cuál opción es mejor sin antes evaluar cuáles son las a tener en cuenta las características del renting tecnologico y de la compra para determinar una alternativa u otra. Pero, ¿cómo es esto? La mejor forma es usando criterios de elección como los siguientes:

comprar una cámara para hacer un corto

Frecuencia

La frecuencia es un filtro importante al momento de elegir si comprar o alquilar una cámara para hacer un corto. Los cortos audiovisuales, evidentemente, no son cosas de todos los días. Suelen ser proyectos que, una vez que se graban, pasa un tiempo hasta que se grabe otro.

En caso de que sea un corto audiovisual de una sola vez, alquilar es la mejor opción. Pero, si te vas a dedicar a grabar varios cortos en un reducido periodo de tiempo, comprar es lo más inteligente. Ya que se amortiza el trabajo en cada proyecto.

Presupuesto

Querer comprar o alquilar una cámara para grabar un corto es una excelente idea y te deseamos suerte. Pero, ¿tienes los recursos monetarios suficientes para cubrir los costes que exige una inversión de esta talla? Después de todo, son equipos caros que ofrecen mayor potencia y rendimiento.

Bajo esa premisa, si tienes un presupuesto ajustado la mejor opción es el alquiler de los equipos, especialmente de una cámara grande, pesada, tecnológica y eficiente. Pero, si manejas un presupuesto amplio capaz de costearse equipos profesionales, entonces no dudes en comprarla.

Experiencia

Finalmente, la experiencia juega un papel fundamental en el criterio de elección. A ver, entremos en contexto. Las cámaras profesionales para grabar cortos tienen sus propias características particulares que las distinguen de otros equipos similares, como los de ocio.

Si no sabes manejar una de esas cámaras o no tienes la experiencia suficiente, puedes alquilar una de las tantas alternativas que existen para no complicarte demasiado. En cambio, si eres un experto o si tienes ganas de aprender, comprar es lo más lógico.

Alquilar o comprar cámara, ¿cuál opción es mejor?

Seremos sinceros: decantarse por una alternativa u otra no es una tarea fácil. Depende mucho de la situación personal y en especial los filtros nombrados anteriormente. Por tanto, haremos algo diferente: hablar sobre las ventajas y desventajas de cada uno para que te hagas una idea objetiva.

Ventajas y desventajas de comprar una cámara

Empecemos con las ventajas de la opción ‘comprar una cámara’, las cuales son pocas pero precisas: se trata de un desembolso único, ideal para trabajos repentinos (donde se requiere velocidad de gestión y movilización) y puedes aprender a usarla con el tiempo.  

En cuanto a las desventajas, las cosas cambian: tienes que conocer bien el tipo de cámara y para qué la vas a usar. Mientras que te expones a la obsolescencia técnica y a la inversión de actualizaciones por el avance exponencial de la tecnología de las cámaras.

Ventajas y desventajas de alquilar una cámara

Por el lado del alquiler de la cámara para hacer un corto las cosas están claras: se puede elegir entre una amplia variedad de opciones, los contratos ofrecen facilidades y beneficios (como asesoramiento y mantenimiento) y la empresa puede incluir otros equipos.

alquilar o comprar una cámara

Las desventajas no son muchas. Más que todo hay que tener en cuenta el peligro latente de dañar equipos que no te pertenecen. Lo que supondría una inversión extra para cubrir los daños. También que, al no tener contacto cercano con las cámaras, es posible que no todos puedan maniobrarlos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.